jueves, 20 de agosto de 2015

Qué hacer ante eventuales erupciones volcánicas y caída de ceniza

En la página de la UCE se encuentra publicado por la Facultad de Ciencias Médicas, Carrera de Atención Prehospitalaria y en emergencias:
.
Qué hacer ante eventuales erupciones volcánicas y caída de ceniza
.

"Antes de una erupción:


Conoce el mapa de las zonas de riesgo volcánicos. Allí se delimitan las zonas de alto, mediano y bajo riesgo.

Conoce las rutas de evacuación y prevé la posibilidad de alojarte temporalmente en casa de un familiar o amigo que no viva en la zona de riesgo.

Haz conocer a tu familia este sitio de encuentro

Entérate de las medidas del plan de contingencia de tu localidad.

Ten a la mano tus documentos de valor (identificaciones, títulos de propiedad, cartillas, etc.)

Si tienes enfermos en tu familia, repórtalos previamente a tus autoridades para asegurarles su transporte en caso de una evacuación.

Debes estar atento a las alarmas (sirenas, campanas, silbatos, bocinas, etc.) Ellas pueden avisarte que la erupción puede ocurrir.

Mantén almacenada agua potable y alimentos no perecederos para disponer de ellos en el momento de una eventual evacuación.

Cubre los depósitos de agua para evitar que se contaminen de cenizas o gases.

Si tienes animales resérvales alimentos y evita que los consuman si están contaminados con ceniza.

Mantén un maletín de primeros auxilios, un radio de pilas, una linterna en buen estado y pilas o baterías de reserva.

Ponte alerta a las instrucciones que den las autoridades y no prestes atención a rumores.

Durante una erupción

Ante todo conserva la calma; el pánico puede producir más víctimas que el fenómeno natural.

Reúne rápidamente a tu familia, especialmente a los niños y ancianos, quienes son las personas más vulnerables en estos momentos.

Lo más importante es tu vida, toma únicamente tus objetos personales.

Si es posible cierra las llaves de agua y gas, desconecta la luz y asegúrate de cerrar bien puertas y ventanas.

Cumple con los planes de emergencia acordados.

Mantén la radio encendida para recibir la información que transmitan las autoridades correspondientes.

Si estás fuera de casa no intentes ingresar a la zona de riesgo, desplázate hacia lugares alejados del volcán.

Aléjate de los valles y ríos por donde puedan bajar flujos de ceniza y rocas calientes, lava, lodo y emanaciones de gases.

Procura no estar cerca de terrenos que hayan sufrido derrumbes.

Si la ceniza volcánica comienza a caer pon en práctica las siguientes recomendaciones:

Protección de los ojos

Utilice gafas con protección lateral tipo máscara - no gafas de sol cuando se encuentre en ambientes al aire libre. Puede usar los protectores que recomiendan para ciclistas, motociclistas o nadadores.

Si ha estado expuesto a la ceniza y presenta sensación de cuerpo extraño en sus ojos, lave con abundante agua. Es preferible utilizar agua potable y hervida. Lávese las manos antes del procedimiento. No utilice colirios o gotas oftalmológicas.

Si la sensación de cuerpo extraño persiste luego del lavado es necesario la atención médica.

Deben tener especial cuidado

Usuarios de lentes de contacto, pues pueden introducirse partículas de ceniza entre el lente y la córnea causando lesiones particularmente severas y que representan mayor riesgo de infecciones. Se recomienda no usar lentes de contacto de ningún tipo mientras haya ceniza en el ambiente.

Personas con cirugía ocular reciente: además de aumentar la inflamación ocular, la ceniza volcánica puede producir erosiones corneales, que aumentan el riesgo de infección en los ojos con cirugía ocular reciente.

También deben extremar las precauciones quienes hayan tenido corrección visual con láser en las semanas anteriores.

Alérgicos: tienen más probabilidad de desarrollar dermatitis de los párpados. En caso de presentar picazón excesiva, molestias con la luz o lagrimeo, deben consultar al oftalmólogo.

Protección de la piel y el cuero cabelludo

Cúbrase con un sombrero, pañoleta o gorra para evitar el contacto de la ceniza con el cuero cabelludo.

Utilice prendas que cubran la mayor extensión del cuerpo si va a exponerse al ambiente externo.

Si la piel se ha impregnado de ceniza, quítese la ropa y lávese con abundante agua. Si presenta ardor o enrojecimiento de la piel, consulte con el médico.

Protección del aparato respiratorio

En cualquier caso, la mejor protección e s permanecer en ambientes cubiertos. Para disminuir el ingreso de ceniza a través de pequeñas aberturas o por los marcos de puertas y ventanas, verifique que están cerradas y coloque un trapo húmedo - así se atraparán las partículas de polvo.

Si debe movilizarse al exterior de su vivienda, utilice las medidas de protección para ojos y piel.

Disponga de mascarillas comerciales para evitar la inhalación de partículas de ceniza código N57. Utilice un pañuelo o pedazo de tela para cubrirse la nariz y la boca.

Prevención de accidentes

Acate las normas de prevención emitidas por las autoridades.

Si se ha recomendado la limpieza exterior de ceniza acumulada en techos, patios y calles, utilice las medidas adecuadas para protegerse de la ceniza.

La limpieza de los techos implica riesgos en caso de caídas, puede ocasionar daños. Infórmese y adopte todas las normas de seguridad.

Absténgase de conducir si la visibilidad es limitada por la lluvia de ceniza.

Si la precipitación de ceniza ha cesado y está acumulada en las calles, conduzca lentamente y dé prioridad a los vehículos de emergencias y seguridad.

Después de una erupción

Permanece en el sitio seguro hasta las autoridades te informen que ha vuelto la normalidad. ¡No trates de regresar antes a tu hogar!

Mantén en sintonía tu radio para recibir instrucciones.

Antes de entrar a tu casa revisa que no ha quedado debilitada por la erupción.

Evita hacer uso de líneas telefónicas, caminos, transportes, servicios médicos y hospitalarios si no es estricta mente necesaria. Muchas personas pueden necesitarlos con real urgencia.

Elimina la acumulación del material volcánico caído sobre los techos ya que por el peso éstos pueden derrumbarse. Este riesgo crece si se presentan lluvias porque el agua aumenta el peso de los materiales sobre los techos (un metro cúbico de ceniza húmeda puede llegar a pesar más de una tonelada)

Colabora con las tareas propias de la atención y recuperación de la emergencia.

No comas ni bebas ningún alimento que sospeches se encuentre contaminado.

Recomendaciones para la eliminación de la ceniza volcánica

Recordar permanentemente a la población la utilización de elementos de protección para la piel, ojos, nariz y boca.

Disponer de bolsas o fundas reforzadas y asegurarlas en su abertura para evitar el derramamiento de la ceniza al momento de hacer las labores de limpieza.

Nunca utilice agua, por las características de cementación que tiene esta mezcla; la pasta formada obstruye los bajantes de aguas lluvias y alcantarillas, y su peso puede desplomar las cubiertas de viviendas.

La eliminación de la ceniza debe programarse durante varios días, a fin de controlar su continua dispersión y duración en el ambiente.

La limpieza de techos y edificios debe realizarse con estrictas normas de seguridad, como el uso de anclajes, ropa adecuada, casco y preferiblemente por personal entrenado en labores de limpieza, construcción o reparación de estructuras elevadas.

Recomendaciones para la limpieza de ceniza en los techos

Colóquese una máscara de protección respiratoria y anteojos protectores antes de iniciar la tarea.

Evalúe las condiciones estructurales del techo, y si esta actividad no representa mayores riesgos de caídas o deslizamientos.

Humedezca la ceniza previo a su remoción tomando en cuenta las precauciones necesarias en las proximidades de cables eléctricos y evitar el contacto de los mismos con la ceniza húmeda o la aplicación de agua. La humectación puede realizarse utilizando rociadores, bombas de mochila como las empleadas para la aplicación de fertilizantes o usando mangueras con presión de agua y boquilla muy fina.

Acumular la ceniza para evitar la dispersión de polvillo.

Separar la ceniza de la basura común (bolsas, papeles, material orgánico, etc.)

Deposite la ceniza en bolsas de plástico reforzadas. Utilice bolsas pequeñas (menos de 25 libras) de lo contrario puede hacerse difícil su recolección., además las bolsas grandes aumentan la posibilidad de rotura, pérdida y dispersión del material.

Para prevenir la introducción de ceniza al interior de la infraestructura afectada

Sellar las ventanas y otras entradas de aire con trapos húmedos. Si es posible, retirar las canaletas de agua lluvia para limpiarlas y evitar que el peso de la ceniza con el agua las rompa y se obstruyan los desagües.

Use una sola entrada al local mientras limpie para asegurarse que los ocupantes no traen ceniza a las partes limpias.

La limpieza podrá realizarse utilizando equipo manual como escobas, trapos secos o ligeramente humedecidos, carretillas de rueda de hule, bolsas plásticas y cubetas plásticas, que sirvan para depósito temporal y traslado de ceniza.

Es importante poner especial cuidado en no dejar depósitos y acumulaciones de material articulado (ceniza) que pudiera obstruir las canaletas y drenajes de los sitios intervenidos.

Procedimiento de limpieza al interior de infraestructura

Use un método de limpieza para reducir el polvo, tal como humedecer con un rociador y algún detergente la ceniza antes de intentar limpiarla, esto evitará que se disperse. Trate de usar poca agua y no empape las cenizas, ya que si no se recolecta rápidamente se endurece como cemento. Es importante tomar en cuenta las precauciones necesarias en las proximidades de cables eléctricos y evitar el contacto de los mismos con la ceniza húmeda o la aplicación de agua.

Limpiar alrededores de las ventanas, por dentro y por fuera, con trapos húmedos, barrer y trapear los pisos

El vidrio, el esmalte de porcelana y las superficies acrílicas pueden sufrir rayones si se las frota con fuerza. Use un paño o una esponja húmeda en detergente y de toques en las superficies en lugar de frotarlas.

Las telas o trapos húmedos usados para la limpieza deben ser sacudidos en el exterior de la vivienda o edificio para quitarle la ceniza y deberán ser enjuagadas dentro de una cubeta o recipiente con agua.

Dr. Ramiro LOPEZ P. Dra. Ma. Eugenia ESPINOSA    Ps. Cl. Henry ORTIZ A
DECANO                   DIRECTORA, APH                    COORDINADOR, APH”
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario